Connemara

Connemara (Galway - Irlanda - Europa) ⋆ Trio Viajero

“Una belleza salvaje” así denominó Oscar Wilde a la región recóndita irlandesa de Connemara (descendientes de Con Mhac, del mar). Flanqueada al norte por la Bahía de Clew, al sur por la Bahía de Galway y al este por Lough Corrib y Lough Mask. Si algo caracteriza a Connemara es su naturaleza de colores variados, desde rojos a negros pasando por todo tipo de verdes, amarillos y grises.

Recorrer Connemara en coche (o contratando algún tour en Galway) es sencillo y apasionante. La región es tranquila y la carretera agradable. Está salpicada de pequeños pueblos de tradición costera y pubs con buena música irlandesa, como Clifden, donde se puede comer rico marisco como cangrejos, mejillones o sopa de pescado. Es la Irlanda del Este más espectacular y auténtica.

Connemara (Galway - Irlanda - Europa) ⋆ Trio Viajero

En cuanto a sitios para visitar en Connemara, queremos destacar los tres más bonitos. El puente que aparece en la película “El hombre tranquilo de John Ford con John Wayne como protagonista (año 1952), porque la zona es preciosa y porque la película es un gran clásico. El fiordo de Killary (único en Irlanda) junto a Leenane, el pueblecito a su orilla. Y, por supuesto, la abadía de Kylemore, una oda artística al amor, y el recuerdo de una tragedia.

Connemara (Galway - Irlanda - Europa) ⋆ Trio Viajero
Connemara (Galway - Irlanda - Europa) ⋆ Trio Viajero

Como curiosidad queremos hablar de los ponis de Connemara, única raza de caballo autóctona de Irlanda. Se cuenta que son descendientes del caballo andaluz, cuyos ejemplares nadaron hasta la costa de Connemara desde los buques naufragados tras el hundimiento de la Armada Española en el siglo XVI.

Connemara

Guinness Storehouse

Guinness Storehouse (Dublín - Irlanda - Europa) ⋆ Trio Viajero

En Dublín, la capital de Irlanda, podemos visitar algunas fábricas y almacenes de bebidas irlandesas famosas, como Jameson. Pero el más visitado es el Guinness Storehouse, hoy es un museo/galería que ofrece tour con audio-guía (en español) por los entresijos del almacén de la cerveza negra más famosa del mundo.

Fue construido a principios del siglo XX para fermentar la cerveza Guinness, y un siglo después abrió las puertas al público para que todos podamos visitarla. Se puede llegar en unos 15 minutos andando desde el Temple Bar. Las entradas se pueden comprar el la web oficial, secuenciadas por horas de entrada, recomendamos comprarlas con antelación porque los precios son mejores, aseguramos la hora que queremos y se ahorra la espera.

Una vez dentro podemos estar el tiempo que queramos hasta el cierre, y disfrutar de una Guinness fresquita en varios de sus bares; incluido el Gravity Bar, con vistas panorámicas de Dublín. También podemos tirar una pinta de la rica cerveza nosotros mismos, y luego bebérnosla. La visita completa, sin prisa, puede durar unas 2 horas. A la salida tiene una planta dedicada a los regalos y souvenirs.

Guinness Storehouse (Dublín - Irlanda - Europa) ⋆ Trio Viajero

Como curiosidades en la fábrica podemos encontrar una copia del contrato original de arrendamiento por 9.000 años firmado por Arthur Guinness en el siglo XVIII, o su famosa arpa, símbolo de la marca y de Irlanda, o carteles y anuncios antiguos de la cerveza. Incluso el libro Guinness de los Records también tiene relación con la compañía y una disputa sobre qué pájaro volaba más rápido.

Guinness Storehouse (Dublín - Irlanda - Europa) ⋆ Trio Viajero
Guinness Storehouse (Dublín - Irlanda - Europa) ⋆ Trio Viajero

Guinness Storehouse

Glendalough

Glendalough (El valle de los mil lagos)

“El valle de los dos lagos” (Glendalough en gaélico) está en las montañas de Wicklow, en la costa este de Irlanda, a solo 60 km de Dublín. Es un paraje natural formado en un valle glacial milenario. Esencia agreste, indómita y romántica de la Irlanda más tradicional e icónica. Los dos lagos son el inferior (Lower lake), donde se encuentran la mayoría de construcciones históricas; y el superior (Upper lake) donde están las más antiguas.

El valle está plagado de ruinas de monasterios, capillas, cementerios, granjas y casas. Destaca una torre de 30 metros. Fue fundado por San Kevin en el siglo VI, y ampliado en siglos posteriores. Además sufrió varios ataques vikingos, destrozos del fuego, inclemencias del tiempo y saqueos ingleses. Generando un viaje de vuelta a la Edad Media mientras se visita esta porción especial de la historia de Irlanda.

Glendalough (El valle de los mil lagos)

Se puede llegar en coche fácilmente desde Dublín, disfrutando de la ruta a lo largo del río Slaney, o bien contratando algún tour en la capital que llegan a la zona en autobús, pero con tiempo limitado y más condicionados. Merece la pena perderse por el Parque Nacional de Wicklow porque es un lugar tranquilo y espiritual, o ascender hasta la St. Kevin´s Cell, donde hay vistas de todo el valle. Además la variedad de flora y fauna es sorprendente, sobre todo en cuanto a los distintos tipos de aves que pueden avistarse, como cisnes, mirlos, patos, garzas o martines pescadores.

Glendalough (El valle de los mil lagos)
Glendalough (El valle de los mil lagos)

Glendalough

Inis Mór

Inis Mor - Puerto de Kilronan

Inis Mór (o Inishmore en inglés) es, literalmente, “la isla grande” de las tres islas de Arán. Y es la que tiene más cosas que ver en un día. Está ubicada en el Océano Atlántico, muy cerca de la bahía de Galway, en Irlanda. En ella viven menos de 1000 personas. Y es famosa por su tradición irlandesa, su tranquilidad y sus ruinas cristianas, pre-cristianas y celtas.

Se puede recorrer en minibus, a caballo, en bicicleta o caminando. Sus 31 km2 , con muy poco desnivel, hacen que merezca la pena alquilar una bicicleta todo el día para tener libertad de movimiento. El punto más importante es el fuerte Dún Aonghasa, un sitio arqueológico muy interesante y con vistas a unos acantilados muy bonitos. Sus tranquilas carreteras llevan a otros fuertes más pequeños, lugares como las Seven Churches (ruinas cristianas) o el Worm Hole (donde se realizan saltos acrobáticos de competición). También tiene playas bonitas, y se puede divisar una colonia de focas o tomar una pinta en el pub del puerto.

Inis Mor - Dún Aonghasa

Muchas compañías turísticas de Galway ofrecen llevarte en autobús hasta el puerto de Rossaveal y viaje en ferry por la mañana; así como la vuelta en ferry y autobús a la ciudad por la tarde. Los horarios de los ferrys están muy claros y bien establecidos. Y se pueden disfrutar 5-6 horas en la isla. Además, en el puerto de Kilronan, hay un supermercado para comprar el avituallamiento del día.

Inis Mor
Inis Mor

Inis Mor

Sean’s Bar

El Sean’s Bar es el pub más antiguo (900 D.C.) de Irlanda según el Libro Guinness de los Records, y según parece de todo el mundo. Tiene un registro de sus propietarios desde el siglo X. Además ha sigo galardonado con el James Joyce Pub Award, que certifica la autenticidad y el ambiente original de los pubs irlandeses tradicionales; orientados a disfrutar del momento, la compañía y la buena música irlandesa en directo.

Y es cierto, en la entrada se sitúa la chimenea, elemento vital durante los días fríos. Y al lado opuesto la larga barra con taburetes, que no ha sufrido prácticamente modificaciones desde su año de inauguración. Allí sirven muy buenas pintas de todo tipo de cervezas irlandesas, así como shots de sus whiskies. El pub es pequeño en tamaño, pero genera un ambiente acogedor, del que te sientes parte al entrar.

El Sean’s Bar está ubicado en Athlone, una pequeña ciudad de paso entre Dublín y Galway, pero con mucha historia, en mitad de la isla, sobre el río Shannon. Y muy cerca de su castillo, muy bien conservado y que se puede visitar.

Sean's Bar

Pin It on Pinterest